¿Qué características debes valorar en un servidor cloud?

Son muy pocos ya los que dudan que el presente y sobre todo el futuro de la informática pasa por el cloud, en cualquiera de sus modalidades. Para cada vez más profesionales y empresas, resulta además mucho más cómodo confiar en un servidor cloud, que ocuparse de la adquisición y sobre todo mantenimiento de servidores en sus instalaciones…salvo para casos de uso muy concretos.

Ahora bien, no todos los servicios de cloud computing son iguales y a la hora de escoger un proveedor para albergar nuestros servidores en la nube, merece la pena examinar qué es lo que nos pueden ofrecer en términos de rendimiento, disponibilidad o capacidad de escalar.

En MuySeguridad, con la ayuda de Clouding.io,  analizamos que características debe ofrecernos esa compañía que quiera albergar nuestros datos en su plataforma.

Personalización: que se adapte a tus necesidades

De poco sirve tener un servidor en la nube si no te ofrece las ventajas inherentes a cualquier infraestructura cloud: esto es, que pueda escalar (o desescalar) en función de lo que necesitas en cada momento y que puedas configurar el tipo de máquina que quieres utilizar (almacenamiento, capacidad de proceso, memoria…).

Aunque la mayoría de los principales proveedores ya lo están ofreciendo, deberías apostar por aquellos que además te garanticen que por ejemplo, tu servidor se va a desplegar sobre discos SSD y que el CPD que lo alberga cuenta con todo lo que necesita para garantizar que habrá potencia disponible para todos nuestros servidores, con la misma velocidad y sin sorpresas

Pago por uso

Dependiendo de tus necesidades, a la hora de contratar un servidor cloud puede resultar interesante pagar una tarifa mensual fija determinada por una tarea concreta (por ejemplo, hospedar tu intranet), o pagar solo por lo que utilizas.

Pagar por lo que solo te necesitas es interesante si tienes que validar un proyecto, probar una aplicación, realizar consultas contra una BBDD para una tarea determinada…etc. pero no se trata de una actividad continuada en tus procesos de negocio.Cuando esa tarea concreta ha finalizado, puedes limitarte a «pagar la cuenta» y «archivar» ese servidor hasta que lo vuelvas a necesitar.

¿Qué compañías te permiten realizar esto? Por supuesto grandes en el mundo del cloud como pueden ser AWS o Microsoft, pero también compañías más pequeñas y por lo tanto más próximas al cliente final como puede ser el caso de Clouding.io.

Alta disponibilidad y seguridad garantizada

Uno de los elementos que más peso deben tener a la hora de contratar un servidor cloud es el de la disponibilidad garantizada. En este caso, hay que tener en cuenta que por sus características, no deberíamos aceptar ningún proveedor que no sea capaz de ofrecernos una disponibilidad por debajo del 99% (los mejores aseguran una disponibilidad del 99,99999%), lo que implica un «down time» de menos de una hora al año.

En el campo de la seguridad debe garantizarse una política adecuada de backups y disaster recovery. ¿En qué se traduce esto? En el caso de Clouding.io, que cada componente siempre se encuentre respaldado otro listo para entrar en acción en caso de un fallo, o la garantía que todos los datos que se alojan están replicados en tres servidores distintos, de modo que la recuperación de la información sea automática.

La compañía ofrece además medidas de seguridad adicionales, como un sistema anti DDOS para detectar IPs y patrones de tráfico poco fiables, eliminando ese tráfico antes de que llegue al servidor en la nube.

Capacidad de elección

¿Cuantas más plantillas mejor, verdad? Si en lugar de tener que instalar el sistema operativo que nos interesa, nuestro proveedor nos ofrece la posibilidad de hacerlo con un clic, mucho mejor. Lo habitual es que la mayoría de las compañías ofrezcan a sus clientes automatizar el despliegue de servidores Windows o de distintas distribuciones de Linux.

Un paso más lo dan aquellos que además entran en verticales concretos, como por ejemplo Prestashop en el caso del comercio electrónico, WordPress como CMS con el que gestionar contenidos on-line, o incluso, tecnología de despliegue de contenedores como Docker, que facilitan el desarrollo de aplicaciones en la nube.

Otras plantillas que resultan interesantes en este terreno son las relacionadas con los distintos paneles de control, siendo Plesk o VestaCP lo más habituales. En Clouding.io tienes disponibles todas estas opciones.

Como ves, escoger el mejor servidor cloud no es complicado, pero tienes que tener en cuenta de que cuentas con un proveedor adecuado. Uno capaz de garantizar que se va a adaptar siempre a tus necesidades y que no te va a fallar.

La entrada ¿Qué características debes valorar en un servidor cloud? es original de MuySeguridad. Seguridad informática.